Aminetu Haidar

Fuente: Reuters-El País

Mi protesta por la connivencia del Gobierno Español con el de Marruecos, facilitándole a este, la labor de sacar de su territorio a una activista de los derechos humanos y de los derechos de su pueblo, que les resultaba molesta.

Mi solidaridad con una mujer que reivindica su dignidad y la de su pueblo,  que lleva más de veinte años en una lucha pacífica para reivindicar el derecho de autodeterminación del Sahara Occidental, ocupado por Marruecos desde 1975.

Que por ello ha sufrido estar desaparecida en un centro secreto marroquí, durante cuatro años, en los que conoció las torturas y las vejaciones, así como posteriores detenciones y palizas, y que reivindica su dignidad, que para ella está por encima de todo, como decía en una reciente entrevista: “Lo que ha sucedido es un ataque a mi dignidad que no puedo aceptar. Entre mis hijos y mi dignidad, prefiero mi dignidad. Ellos vivirán sin madre, pero con dignidad.”

Mi solidaridad con el Sahara Occidental, nuestra antigua colonia, abandonada a su suerte, por España, escribiendo una página vergonzosa en las postrimerías del dictador, mi apoyo al pueblo español, que está por encima de sus gobernantes,  mostrándole al pueblo saharaui el apoyo y la solidaridad que no le muestran nuestros dirigentes.

Finalmente mi solidaridad con los representantes legales del pueblo saharaui, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *