Tartesos, un reino soñado

Título: Tartesos, un reino soñado

Autor: Jaime Alvar Ezquerra

Sinopsis:

Tartesos agoniza en la etapa final de su existencia. Los nobles, inmersos en conflictos fratricidas, luchan por conseguir el poder en el reino de la plata e imponer una monarquía hereditaria. La avaricia, las conspiraciones, la violencia y las batallas constituyen el escenario en el que madura un joven guerrero que despierta horrorizado al mundo de los adultos, el de la traición, las pasiones y el honor. Solo Argantonio, tras un largo periplo, logrará unir a todos bajo un mismo cetro.

El catedrático Jaime Alvar recrea en esta novela los acontecimientos que pudieron marcar el devenir de la Península Ibérica a finales del siglo VII antes de Cristo.

Yo ni el cuerno de Amaltea desearía, ni en Tartesos ciento cincuenta años reinar».

Anacreonte

Comentario:

Estamos ante una novela histórica muy interesante para cualquier público en general, pero sobretodo para aquellos que tengan interés en conocer más sobre Tartesos, el pueblo que vivía en el sur de la península ibérica hacia el 600 antes de Cristo.

Escrita por un historiador, Jaime Alvar, catedrático de Historia Antigua en la Universidad Carlos III de Madrid que como el mismo nos aclara en sus notas finales, parte de la escasa documentación histórica y de los datos disponibles para reconstruir el pasado según se lo imagina  y ofrecernos a los lectores el relato de un Tartesos posible. Refleja en esta novela su visión histórica del mítico reino, alejada de las limitaciones creativas que suele conllevar la producción académica.

Su relato crea un mundo de ficción, donde nos cuenta un posible proceso de transformación histórica que ocupa un período de 80 años, entre el 630 y 550 antes de nuestra era y en el que aparecen personajes como Gerión, Norax, Gárgoris, Habis, Argantonio, Coleo y Midácrito.

Se centra en el legendario rey Argantonio, detallándonos primero el paso de un poder unipersonal, en el que el monarca era designado por un Consejo, hacía una monarquía hereditaria y posteriormente su afán por  gobernar su pueblo con el objetivo de engrandecerlo y mantener la paz en una civilización ya en decadencia, en medio de grandes dificultades y luchas internas y externas.

El inicio de la novela es fantástico, el asesinato del rey, padre de Argantonio, la pugna por la sucesión, la fuga del hijo con los siete cofrades, todo descrito a través de un ritmo vertiginoso que te atrapa y te sumerge en la narración.

Por sus páginas van pasando las peripecias de Argantonio hasta poder ocupar el trono, su lucha por gobernar el reino, su interrelación con otros pueblos como los fenicios o los griegos, todo ello dentro de una narración cargada de guerra, acción, trama política, pasión, odio, amor e infidelidad.

Me ha parecido un libro magnífico, que está a caballo entre la narración y la historia y que nos ayuda a recrear cómo pudo haber sido el mítico Tartesos. Es verdad que se nota más el historiador queel novelista, aunque el autor demuestra ser también un magnifico narrador.

Una novela cuya lectura recomiendo y que considero no debe defraudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *