El señor de Bobastro.

Título: El señor de Bobastro.

Autor: Bernabé Mohedano Cuadrado.

Sinopsis:

«Yo Alfonso, hijo del Tuerto Gonzalo y de la bella Isabel, nieto de García de Tuy y Martín de Tucci, Hafs al-Marra o al-Mur según el odio con que se pronuncie, Adelfuns el noble dispuesto, el Moro, el Orán Siyaad, el Qadí de Bobastro, Sansón, el Juglar del sur o el Hispano, comienzo esta obra en el año 918 de nuestro Señor». 

Así se presenta el narrador de esta novela, un soldado mozárabe y el principal lugarteniente de Omar ibn Hafsún, el Capitán de la Gran Nariz, el rebelde muladí que se enfrentó a cuatro emires de Córdoba. Durante su azarosa vida llegó a reinar en más de la mitad de al-Ándalus desde su capital, Bobastro, en la agreste serranía de Málaga, y jamás fue doblegado.

La espléndida Córdoba del emirato, el boato de Bizancio, la pujante Oviedo de Alfonso III el Magno, los inicios de la Reconquista o la construcción de la propia Bobastro son los escenarios en los que los personajes de estas vibrantes páginas protagonizan intrigas, batallas memorables e, incluso, alguna historia de amor.

Valoración:

Lo primero que me gustaría destacar de este libro, es que tiene el mérito de dar a conocer un personaje quizás desconocido para la mayor parte de la población: Omar ibn Hafsún, el señor de Bobastro, el rebelde muladí que desafío al emirato de Córdoba sin que lo pudieran doblegar durante casi cuarenta años, desde último tercio del siglo IX  hasta principios del siglo X. 

Desde Bobastro, en la sierra del Abdalajís en Málaga,  llegó a dominar casi toda la costa andaluza y buena parte del interior, en duro enfrentamiento con  el Emirato de Córdoba.

Es un personaje escasamente conocido, pese a su importancia  y el impacto que tuvo en la política andalusí e hispana, siendo como otros víctima del olvido. Bien es verdad que la época en general es oscura y poco tratada.

Por eso es de agradecer la exhaustiva investigación, entre las escasas fuentes documentales sobre el personaje y su entorno en dichos siglos, llevada a cabo por el autor para ofrecernos esta novela.

La historia entremezcla personajes y episodios reales, con otros púramente novelescos para hacer más atractiva la misma. Aunque el protagonista de la novela es el Señor de Bobastro, es decir,  la historia de Omar ibn Hafsún y enfrentamiento con los Omeyas. La acción se desarrolla basándose  en el relato de otro personaje, el mozárabe Hafs al-Marra, también llamado Alfonso, el Moro o el Hispano, principal lugarteniente de Omar, que actúa como testigo y narrador de la acción y que se convierte en la parte principal sobre la que gira la novela y en el personaje más destacado en muchos de los capítulos.

Uno de los defectos que le veo al libro es precisamente el mencionado anteriormente,  pues el tema principal deja paso durante parte del libro, a los avatares del narrador y su historia de amor. Es decir una historia adyacente, secundaria y novelesca que acaba acaparando todo el protagonismo, aunque bien es verdad que entretenida y atractiva.

El inicio del libro me parece algo espeso, pero luego va ganando en dinamismo e interés contándonos una historia llena de batallas, traiciones, violencia, amor, aunque sin conseguir integrarte plenamente en su narración salvo determinados capítulos. Es interesante la descripción de la época, de las costumbres y del entorno.

En resumen hay que aplaudir la intención y la difusión de la historia de Omar ibn Hafsún, su época y su importancia, pero no me acabó de enganchar cómo narración.

Ruinas iglesia mozárabe rupestre de Bobastro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *