Nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos

reglamento-europeo

El Diario Oficial de la Unión Europea ha publicado el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos)

Dicho reglamento actualiza las definiciones y los principios relativos al tratamiento de los datos personales, tratando cuestiones como las condiciones relativas al consentimiento; categorías especiales de datos personales; recoge los derechos del interesado; establece las obligaciones de los responsables y encargados del tratamiento de los datos; incluye la figura del delegado de protección de datos; trata los códigos de conducta y la certificación; las transferencias de datos personales a terceros países u organizaciones internacionales, las autoridades de control independientes, la cooperación, el comité europeo de protección de datos; desarrolla los recursos, responsabilidades y sanciones; así como las situaciones específicas de tratamiento.

En definitiva con esta nueva normativa europea se pretende una ley de protección de datos más moderna y unificada, acorde a los medios de comunicación actuales.

 Podemos diferenciar en dicho reglamento dos vertientes bien definidas, ciudadanos y empresas.

Por un lado, el reglamento permitirá a los ciudadanos tener un control más exhaustivo de sus datos personales. Se facilita y agiliza el acceso del titular de los datos, así como obtener información sobre la utilización de los mismos y como estos son procesados.

Se mejora el “derecho del olvido”, el ciudadano podrá decidir cuando no quiere que sus datos sigan siendo guardados y procesados en la web, bien porque éstos no tienen relevancia alguna o son obsoletos. Igualmente cuando nos demos de baja en un servicio podremos solicitar la eliminación de nuestros datos personales, excepto que exista alguna otra normativa que lo impida.

Sigue leyendo