La Justicia lo confirma: El canon digital es un abuso

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictaminado en una reciente sentencia, que el cobro del canon digital, es decir, la tasa que se aplica en España a la compra de todos los equipos, materiales y soportes de grabación y reproducción digital, es un «abuso» y «no cumple» la directiva comunitaria.

La sentencia determina que el gravamen que se aplica para compensar los derechos de autor que supuestamente los creadores dejan de percibir a causa de las copias privadas, sólo puede cobrarse a los particulares, pero no a personas jurídicas, por tanto, no puede aplicarse a empresas y profesionales que adquieran los aparatos para otras finalidades ajenas a la copia privada. La aplicación “indiscriminada” como se está haciendo ahora mismo no es legal.

El canon digital nació como una tasa para compensar a los autores, editores y distribuidores por el derecho a la copia privada, es decir, por el derecho que tenemos los ciudadanos a reproducir una obra protegida por la propiedad intelectual para uso personal y privado, pero ha sido desde su origen una tasa abusiva, controvertida y discutida.

Esta sentencia viene a poner en evidencia, que  los poderes públicos españoles, han permitido que los consumidores hayan soportado «indirectamente» el canon de todos los productos de tecnología digital que han utilizando las empresas y administraciones para prestarles sus servicios, y que además, los impuestos de todos los particulares, incluidos los que no utilizan tecnología digital, hayan pagado los arbitrios de las entidades gestoras de derechos de autor.

La sentencia es por tanto un varapalo para estas sociedades, muy especialmente para la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE), que llegó a percibir el pasado año por este concepto unos 26 millones de euros del total de lo recaudados por el canon en su conjunto. Los músicos ingresaron por primera vez en 2009 más por el canon digital que por la venta de discos, lo que permitió a la SGAE incremntar sus ingresos un 73% .

Fueron reclamaciones de la SGAE,  a determinadas empresas, las que han tenido como consecuencia esta sentencia, al reclamar cantidades por el canon debido a la venta de CD, DVD y MP3, y negarse las mismas a pagarlo por considerar que no siempre se utilizan para grabar obras protegidas por derechos de autor, sino también para el registro de datos privados o empresariales. El caso llegó hasta la Audiencia Provincial de Barcelona, que preguntó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea si el sistema de gravamen español se ajustaba a la normativa. El fallo ha venido a respaldar las demandas de estas empresas al considerar que el canon es abusivo porque se impone indiscriminadamente a todos los equipos, aparatos y materiales de reproducción.

La Asociación de Internautas, en base a esta sentencia del Tribunal Europeo, exige la devolución de los pagos por el concepto de canon digital, para ello se remite a jurisprudencia del Tribunal Supremo basada en el enriquecimiento injusto por cobros indebidos: «En el caso del canon digital, es evidente que las entidades gestoras de derechos de autor han estado recaudando millones de euros sin que haya existido nunca una razón justa para ello, pues la Ley de Propiedad Intelectual no legitima a las personas jurídicas para hacer copias privadas, y por tanto, no pueden producir los perjuicios que se pretende compensar «equitativamente» con el canon digital. La Sentencia ha venido ahora a poner luz sobre esto, que el concepto de «copia privada» no puede ser interpretado/aplicado por los Estados, ni por el sector público ni por el sector privado, de forma interesada«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *