Peatonalizar la Zona Centro: una apuesta valiente

 

Peatonalizacion de la zona centro

 

La decisión del Ayuntamiento de Chiclana, de peatonalizar la zona centro de Chiclana, me parece una apuesta valiente y de futuro.

Hace ya bastantes años, planteé una alternativa de peatonalización parcial del Centro de Chiclana, en aquellos momentos, pese al apoyo inicial de algunos compañeros, la propuesta no fue adelante. Luego ha sido un tema debatido, prometido, con algunos intentos fallidos, pero nunca abordado en firme, por lo que la decisión actual me parece acertada.

Es verdad que la iniciativa está recibiendo críticas de diferentes sectores: algunos comerciantes, ciudadanos, etc., pero en líneas generales es bien recibida por la mayoría de la población y, es una medida que a corto-medio plazo ayudará a potenciar el aspecto comercial del centro de la ciudad, hacer de Chiclana una ciudad más sostenible, dar seguridad a los peatones, y que puede incidir positivamente en la tan demandada revitalización del Centro Urbano.

La alternativa de sacrificarlo todo al tráfico rodado, para que el ciudadano pueda llegar en coche a “todas partes”, conduce a desastres como perder la antigua Plaza de Jesús Nazareno, luego recuperada parcialmente, sin conseguir otra cosa, que seguir teniendo una ciudad por la que es imposible circular a determinadas horas y en determinadas fechas del año.

Chiclana contaba con escasas calles peatonalizadas, y hoy dispone de un importante – aunque caro – anillo de aparcamientos subterráneos que ha permitido abordar la peatonalización. El ciudadano poco a poco se acostumbrará a la nueva forma de acceder a la zona centro, y comprobar que está peatonalización puede aportar mayores beneficios que los perjuicios que pueda acarrear el cierre de determinadas calles al tráfico rodado.

Eso no resta, sino exige, que se implanten otras medidas como dotar de contenidos a los espacios públicos, agilizar la apertura de nuevos locales comerciales y dar facilidades al comercio local. Así mismo, es necesario embellecer el conjunto de la zona y promocionarla, etc.

La calle más importante que se ha cerrado al tráfico es la de La Plaza. De forma que los conductores que procedan de la Alameda del Río, habrán de continuar por Iro y para Concepción, si pretenden, por ejemplo, llegar al aparcamiento del Mercado de Abastos, o proseguir recto si quieren acceder a la avenida Diputación. Para llegar al Centro Médico, los usuarios podrán continuar por la calle Arroyuelo si vienen desde la zona de La Longuera, una vía que, además de por los propietarios de garajes, sólo podrá ser utilizada para este cometido.

Otras calles que quedan cortadas al tráfico son una parte de Nuestra Señora de los Remedios (desde Fraile hasta La Plaza) o Arroyuelo (desde Concepción hasta La Plaza, a excepción de los usuarios de Centro Médico).

Además, se producen cambios de sentido, como por ejemplo en el tramo de calle Caraza que va desde el aparcamiento subterráneo del Mercado hasta avenida Diputación, que ahora pasa a tener dirección a la zona de La Longuera. La parada de taxis se traslada a la calle Caraza. Y se habilita la calle Cádiz para estacionamiento de motocicleta.

Las calles peatonales quedan abiertas exclusivamente para los propietarios de garajes, que podrán acceder mediante a acreditación, vehículos de emergencias o servicio público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *