Fiesta sorpresa

Y la segunda parte de la despedida por mi jubilación, fue la fiesta sorpresa que me organizo mi familia.

Totalmente ajeno, había quedado con mi mujer en salir a tomar una cerveza cuando me indicó que previamente quería ir a casa de mi hermano José María porque tenía que pedirle algo a mi cuñada Ana María, cuando llegamos sin yo imaginar nada me encuentro a toda mi familia: madre, hermanos y hermanas, cuñados y cuñadas, sobrinas y sobrinos, hija, yernos, nietos. Todos, salvo los que desgraciadamente no pueden ya acompañarnos.

El salón acondicionado para la ocasión, almuerzo, fiesta y mucho cariño. Es difícil de olvidar y solo puedo agradecerlo de corazón, gran sorpresa, una enormes muestra de cariño de mi familia.

Y una vez más solo puedo repetir gracias. Familia os quiero.

PD.: Algunas fotos más del evento:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *