Prueba de ADN para conocer nuestros antepasados.

Antes que nada debo aclarar, que reconozco que las pruebas de ADN para conocer nuestros ancestros o antepasados es una moda que, como casi todas, empezó en Estados Unidos y que luego se ha extendido llegando hasta Europa, pero como dice el dicho “la curiosidad mató al gato” y no me he podido resistir. 

En concreto he realizado la prueba de ADN a través de MyHeritage, por aquello de que tengo con ellos un pequeño árbol genealógico. Lo que hacen es comparar nuestro ADN con su modelo de ADN que tienen de diferentes etnias, en concreto actualmente incluyen 42 etnias.

Consideran que en algunas regiones del mundo, existe un conjunto único de características genéticas que se comparten entre los descendientes de la poblaciones nativas, y que si bien diferentes poblaciones migraron de un región a otra, la investigación – según ellos – ha demostrado que estos conjuntos de características hace que algunas regiones sean distintas de otras, lo que les permite establecer un modelo genético para algunos regiones del mundo.

Cada persona recibimos aproximadamente el 50% de nuestro ADN de nuestra madre y el 50% de nuestro padre. Los porcentajes que una persona recibe de sus antepasado a nivel de abuelos y más atrás (bisabuelos, etc.) no se dividen necesariamente de manera equitativa en cada generación. Siete generaciones hacia atrás, probablemente menos de 1% del ADN proviene de un ancestro directo. Es posible que un bisabuelo haya pasado el 3% de sus ADN a su bisnieto, mientras que otro bisabuelo haya pasado el 11%.

Aclarado esto extremos, el resultado de mi prueba de ADN es el siguiente:

Europeo 100,0%, en concreto de Europa del Sur 100,0%,

  • Ibérico                      79,1%
  • Sardo                        11,7%
  • Italiano   9,2%

Del resto de las 39 etnias restantes, tengo un 0,0%. Es decir tengo un cero por ciento de etnias de Europa del Norte, Este u Oeste, América, Asía, Medio Oriente, Oceanía o África, ni siquiera de judíos sefardíes o norteafricano pese a la presencia que tuvieron en la península ibérica.

Ver video estimación étnica


Día Mundial de la Poesía

Hoy es el Día Mundial de la Poesía, proclamado por la UNESCO durante su 30º periodo de sesiones, que se celebró en París en 1999.

La poesía es una manifestación de la diversidad en el diálogo, de la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, de la creatividad y de la innovación. La poesía contribuye a la diversidad creativa al cuestionar de manera siempre renovada la forma en que usamos las palabras y las cosas, y nuestros modos de percibir e interpretar la realidad. Merced a sus asociaciones y metáforas y a su gramática singular, el lenguaje poético constituye, pues, otra faceta posible del diálogo entre las culturas.

De acuerdo con la decisión de la UNESCO, el principal objetivo de esta acción es apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética y dar la oportunidad a las lenguas amenazadas de ser un vehículo de comunicación artística en sus comunidades respectivas.

Por otra parte, este Día tiene como propósito promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales de poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura.

Fuente de la información: ONU

Singular Plan de Evacuación para Cádiz

La Chirigota Caletera, es uno de los grupos callejeros más clásicos, la componen Pepe Vélez, Vega López, Míguelo Valencia y Carmela Torres. Este año han salido con el nombre de «Un marco incomparable caletero» y nos cuentan en uno de sus cuplés su singular Plan de Evacuación de Cádiz en caso de tsunami.

Fuente del video: Pili Rodríguez

«Escucha un momento, machito de turno… «

Pasodoble de la comparsa «Los Niños Sin Nombre», que lleva por título «Escucha un momento», aclarando a los machistas lo que debe ser un piropo y afeando la conducta de aquellos machistas que creen piropear cuando lo que hacen es faltarle el respeto a las mujeres.

Letra:

Escucha un momento

Y cállate un poco

A ver si te enteras machito de turno

Lo que es un piropo

Porqué aunque tu creas

Que las vuelves locas

Solo sienten asco

Por cada basura

Que suelta tu boca

Escucha un momento machito de turno

Que el mundo ha cambiado

Y te toca callar

Piropear

Es agarrar

Las manos blancas de tu Mare

Y sin que te des cuenta notar

Que se te escapa un te quiero

Piropear

Es recitar

Las coplas que salen del alma

Y cantarle a Cai

Delante de tu pueblo

Piropo es el poema

Que en una servilleta

Cada sábado el abuelo

Con faltas y borrones

Le escribe a su nieta

Piropos en la cama

Rendidos y extasiados

Cuando amaina el deseo

Y contemplo la diosa

Que descansa a mi lado

Le falta a tu verbo

El amor, la ternura

La pasión, el cariño

Y le falta el respeto

Le falta la decencia

Le faltan modales

Y el consentimiento

Le faltan tantas cosas

Que más que un piropo

Solo es repugnar

Es hora que entiendas

Que cuando tu murmullo

Las asalta en la noche

Las piernas le tiemblan

El miedo las invade

Y corriendo a su casa

Lo único que piensa

Es no ser otra mas

En la lista de nombres

Que ya no regresan


Fuentes:

Letra: Carnaval de Cádiz

Video: Onda Cádiz


A sangre y fuego. Héroes, bestias y mártires de España

Leí en un tweet de Arturo Pérez Reverte, que recomendaba para entender la guerra civil española, entre otros libros, el prólogo de “A sangre y fuego. Héroes, bestias y mártires de España” de Manuel Chaves Nogales.

Tengo que reconocer que me ha impactado leer el libro, su fuerza, lo que cuenta y como lo cuenta, a modo de ejemplo las últimas líneas de uno de los relatos, el del Consejo Obrero, con una tremenda frase que resumen lo que cuenta el libro: ‘Murió batiéndose heroicamente por una causa que no era la suya. Su causa, la de la libertad, no había en España quien la defendiese’.

Posiblemente, como dice la introducción, los relatos que componen el libro, “están considerados por muchos como lo mejor que se ha escrito en España sobre nuestra guerra civil”. En este sentido Andrés Trapiello en uno de sus artículos sobre el mismo decía: «De todos los cientos de relatos o novelas que se han escrito de la guerra civil acaso ninguno puede compararse a A sangre y fuego, de Manuel Chaves Nogales. A su lado muchas de las páginas de tantos otros parecen oscurecerse faltas de nervio o sobradas de retórica guerrera.»  “Ahora, tres cuartos de siglo después de que se publicase por primera vez, nos recuerda que entre los “hunos” y los “hotros» estaba la inmensa mayoría, la primera que cayó en la guerra, junto a la verdad. A sangre y fuego empezó a hacer visibles una y otra”.

Redactados entre 1936 y 1937 y publicados inicialmente en varias revistas internacionales, retratan distintos sucesos de la guerra que Chaves Nogales conoció directamente. A los nueve relatos iniciales se ha añadido dos nuevos relatos hallados por la profesora de la Universidad de Sevilla Isabel Cintas, y como dice en su prólogo  «Cada uno de sus episodios ha sido extraído fielmente de un hecho verídico; cada uno de sus héroes tiene una existencia real y una personalidad auténtica»

“Chaves fue uno de los más importantes escritores y periodistas españoles de la primera mitad del siglo XX. Como director del periódico Ahora permaneció en Madrid desde el inicio de la guerra hasta finales de 1936, cuando el gobierno de la República se traslada a Valencia y él decide exilarse. La solidaridad y compasión por quienes sufren en carne propia los horrores de la guerra permiten a Chaves observar los acontecimientos de la contienda con una equidistancia y una lucidez asombrosas.

“Se podría decir que una vez estallara la Guerra Civil, Chaves Nogales intenta pertenecer a una tercera España imposible, alejada de los radicalismos de uno y otro extremo, una equidistancia que no evade en ningún caso su apuesta republicana.”

Permítanme, por su interés. extractar algunos párrafos del prólogo del autor:

“Yo era eso que los sociólogos llaman “un pequeño burgués liberal”, ciudadano de una república democrática y parlamentaria”

”Antifascista y antirrevolucionario por temperamento, me negaba sistemáticamente a creer en la virtud salutífera de las grandes conmociones y aguardaba trabajando, confiado en el curso falta de la leyes de la evolución. Todo revolucionario, con el debido respeto, me ha parecido siempre algo tan pernicioso como cualquier reaccionario”

“En realidad, .. mi única y humilde verdad era un odio insuperable a la estupidez y a la crueldad; es decir, una aversión natural al único pecado que para mi existe, el pecado contra la inteligencia…”

Sigue leyendo